miércoles, 27 de septiembre de 2017

Apple su fundación

La historia detrás de la manzana y sus lentes


Logo de Apple y Steve Jobs


Es una empresa multinacional estadounidense, funada en 1976 por Steve Jobs, Steve Wozniak, y Mark Makkula. Con sede en Cupertino, estado de California, en América. Y en Europa se encuentra en la ciudad Cork, provincia de Munster, Irlanda. La compañía de la manzanita se encarga de diseñar y producir equipos electrónicos, software, hardware y servicios en línea.

Nacimiento y fundadores


Steve Wozniak en la izquierda y Steve Jobs a la derecha

Foto de Mike Markkula

Nace en el seno de un garaje familiar perteneciente a la familia de Steve Jobs, quién luego se convertiría en su cofundador y primer presidente, en el año 1976. Steve Wozniak junto a Bill Fernández, fueron los principales precursores de la primera computadora dada a luz por la manzanita, a quién ellos llamaron “The Cream Soda Computer” (La computadora soda de crema), quién luego sería bautizada como: la Apple I, por Jobs. Wozniak y Jobs se conocieron a mediados de 1971, cuando su amigo en común, Bill Fernández, los presentara.

Debido a las exigencias de su contrato con Hewlett-Packard, Wozniak tuvo que dar a conocer su intención de construir un computador personal a la empresa, que desechó la idea por considerarla ridícula. ​Pasaría poco tiempo para que Steve Jobs presentara el invento en la Universidad de Berkeley, donde tendría un éxito espectacular, tras la presentación de su computadora en el club informático Homebrew Computer Club y asombrar a sus participantes, Jobs rápidamente vio la oportunidad de negocio, por lo que empezó a promover la computadora entre otros aficionados de la informática en el Club y otras tiendas de electrónica digital. A partir de allí, comienzan a hacer computadoras en un garaje, a mano, y a venderlos.

Ronald Wayne (el tercer cofundador de la Apple ficticia) fue quien dibujó el primer logotipo de Apple Computer y, además, escribió los manuales de instrucciones del Apple I, y el convenio de colaboración. El trabajador de Atari en aquel entonces, realizó con tinta india, una imagen de Isaac Newton leyendo un libro sentado debajo de un manzano. El nombre de la compañía, Apple Computer Co., aparecía en una especie de banda envolviendo el dibujo. Ronald solo duró 11 días en Apple, por motivos de desconfianza en la nueva compañía, y estas lo llevaron a no dejar su puesto en Atari, una empresa ya establecida. Su logo duró solamente un año, ya que a Steve Jobs no le acababa de convencer. Según él, el logo era demasiado intelectual, demasiado complejo e imposible de reducir. Es por ello que en 1977 Jobs pidió a Rob Janoff el diseño de un nuevo logo.

Al poco tiempo empezaron a recibir pequeños encargos de computadoras que construían ellos mismos (Wozniak y Jobs), con máquinas hechas a mano, llegando a vender unos 200 ejemplares de su computadora Apple I. Se les unieron más amigos, pero las prestaciones del Apple I eran limitadas, así que empezaron a buscar financiación.

Finalmente, Jobs conoció a Mike Markkula, quién accedió a invertir 250 000 USD, creándose así el 1 de abril de 1976, Apple Computer. Markkula se hizo de la tercera parte de la empresa, a través de un contrato firmado. Pues no sólo aportó el cheque, también trajo consigo toda su experiencia en los negocios. El primer presidente de Apple Computer fue, Mike Scot, luego tomó el trabajo él mismo Markkula desde 1981 hasta 1983.

Primer éxito la Apple II


Con el dinero obtenido por la Apple I, se dispusieron a crear una computadora más ambiciosa, concibiendo de esta manera a la Apple II, una máquina que para Wozniak simplemente era la Apple I pero sin la carencias económicas. Cosa que el mismo Jobs y los compradores pueden retractar ya que eran modelos muy diferentes y por ende una más avanzada que la otra. Con el prototipo del diseño de la Apple II en Apple se dispusieron a presentarla en el festival de computadora informática personal de Filadelfia. Vuelo en el que coincidieron con los fundadores de Processor Tecnology junto con su recién diseñada computadora Sol, que podía ser vendida de manera compacta como para ensamblar.

Fue entonces cuando Steve Jobs comprendió que el futuro no estaba en placas con componentes que los usuarios debieran montar y soldar ellos mismos, sino en computadoras como el Sol, ya montadas y preparadas para el uso y disfrute de los usuarios. Por lo tanto, el Apple II, el cual aún no había salido a la venta, debía incorporar la salida de vídeo, el teclado y todo aquello que necesitara en una caja de plástico para hacer que su uso fuera más sencillo.

Pero concebir tal máquina suponía mucho dinero y un personal calificado, algo que no tenían. Ningún banco quería arriesgarse en tal proyecto, y menos en aquellos tiempos: una computadora utilizable por el gran público parecía absurdo en la época, puesto que los bienes posibles de los habitantes, eran escasos para comprar este tipo de tecnología. Ronald Wayne, que había ayudado a Jobs y Wozniak a concebir el Apple I, era escéptico sobre las oportunidades de éxito de tal proyecto y abandonó a la compañía. Jobs conoció finalmente a Mike Markkula en 1977, quien aportó su peritaje en asuntos y un cheque de 250 000 00 USD al capital de Apple. También proporcionó en esa ocasión su primer presidente a Apple, Mike Scott.

Recientemente financiado por inversionistas, Apple acababa de contratar a Rod Holt como el primer jefe de ingeniería de la compañía, y este fue uno de los grandes problemas con los que Holt entró cuando tomó el trabajo. En ese momento, el prototipo Apple II de Woz era un montón de alambres y chips en una caja de zapatos de cartón. El pequeño equipo de Apple tuvo que tomar esta máquina concepto increíble y convertirlo en un producto que podría ser fabricado y vendido en las tiendas.

Con el fin de hacer de la Apple II un producto edificable, Apple necesitaba una lectura técnica completa de todas las partes componentes, por lo que Holt asignó a Fernández.

"Cuando Woz diseñó algo, la mayor parte del diseño estaba en su cabeza", dijo Fernández. "La única documentación que necesitaba eran unas pocas páginas de notas y bocetos para recordarle la arquitectura general y las partes difíciles." Lo que la empresa necesitaba era un esquema completo que mostraba todos los componentes y exactamente cómo estaban conectados ". Eso significaba que Holt y Fernández tenían que tomar el prototipo que Wozniak había hecho y hacer ingeniería inversa para crear algo más estándar y repetible. "Bill y Rod sacaron el tablero para crear el esquema de la placa lógica porque no confiaban en los esquemas que tenían".

Fernández dijo: "dibujé el primer esquema completo de la Apple II, trabajando desde unas pocas páginas de notas de Woz escritas en papel milimétrico, y después de haber trabajado con Woz antes, esta fue una tarea sencilla pero ardua, era un esquema hermoso: lógico, claro, fácil de determinar las relaciones entre los componentes, y fácil de seguir los flujos de datos y lógica ".

El modelo final de Apple II se presentó al público en abril de 1977 convirtiéndose en el canon de lo que debía ser a partir de entonces una computadora personal. Por este motivo, Apple cambió su logotipo por el famoso logo de la manzana coloreada, que recordaba que el Apple II era uno de las primeras computadoras en disponer de monitor en color. A mediados de 1979, Apple presentó el Apple II+, una evolución del Apple II dotada, en particular, con más memoria (48 KiB ampliable a 64 KiB) y lenguaje de programación BASIC.

Gran parte del éxito de Apple se basaba en que fue una computadora realizada para gustar tanto a los expertos hackers como al público más profano en términos de informática. Pronto, la base de software para el Apple II comenzó a crecer, haciendo más atractivo la computadora al resto del público, en especial cuando apareció en el mercado la primera hoja de cálculo de la historia, la VisiCalc, la cual hizo vender ella sola miles de computadoras Apple II.

Primer fracaso Apple III


Mientras que el Apple II conocía un éxito creciente, Apple ya trabaja en sus sucesores. Lisa debía ser una evolución del Apple II, una máquina de transición antes de Lisa y Macintosh que serían una nueva clase de equipos. Para el sucesor del Apple II, Steve Jobs quería una máquina más avanzada aún para contribuir al mercado de la informática de empresa. La computadora fue presentada finalmente en mayo de 1980 bajo el nombre de Apple III. Desgraciadamente, algunas elecciones técnicas, entre las cuales se encontraba la ausencia de un ventilador, fueron la razón de que muchos equipos se sobrecalentaran. Miles de Apple III debieron sustituirse. Algunos meses más tarde, en noviembre de 1981, Apple lanzó una nueva versión del Apple III, que corregía todos los grandes problemas de la versión inicial. Un Apple III+ salió incluso en 1983. Pero los problemas de sus comienzos desalentaron a los compradores y fueron la razón de que el Apple III se convirtiera en el primer gran fracaso comercial de Apple. Solo se habían vendido 65 000 equipos a final de verano, mientras que Apple pensaba vender millones como el Apple II. Los equipos que salieron en los años siguientes llevaban el nombre de Apple II (IIe en enero de 1983, IIc en 1984, etc.) para olvidar los sinsabores del Apple III.

Segundo fracaso Apple Lisa


Apple Lisa estaba pensado para ser la nueva generación de computadoras, y para conseguirlo no se reparó en gastos. Se incluyó en el modelo final un monitor, dos unidades de disquete, un disco duro de 5 megabytes (algo inmenso para la época) y todo un megabyte (1 MiB) de RAM. Sin embargo, lo que primero saltaba a la vista no eran todas estas características, sino la GUI, su novedosa interfaz de usuario basada en iconos que se activaban apuntando con una flecha controlada por un curioso dispositivo denominado ratón o mouse.

Pese a los éxitos económicos y la expansión a nivel mundial de la empresa, 1981 fue un año bastante duro para Apple. Aparte de los problemas del Apple III, en febrero de este año, se decidió purgar la plantilla de empleados; por lo que autorizó la despedida de 40 trabajadores de Apple (en total, la empresa superaba los 1000 empleados). Al mes siguiente, el purgado esta vez fue el mismo presidente, Scott, siendo reemplazado por Mike Markkula y asumiendo Steve Jobs el cargo de director.

Mike Markkula relevó a Steve Jobs del equipo Lisa, acusándole de administrar mal al equipo (el proyecto se retrasaría por estos cambios). Jobs se puso a trabajar sobre el proyecto Macintosh. El Lisa salió finalmente a principios de 1983, y se convirtió en la primera computadora personal con interfaz gráfica y mouse. A pesar de su carácter revolucionario, Lisa se vendió muy mal, debido principalmente a su elevado precio: 10 000 USD. Mientras Apple sufría los fracasos del Apple III y de Lisa, Mike Markkula dimitió de la dirección de Apple en 1983. El puesto de presidente se propuso a John Sculley, entonces vicepresidente de Pepsi. En un primer momento rechazó el puesto; para convencerlo Steve Jobs le planteó esta profunda pregunta: «¿Prefiere pasar el resto de su vida vendiendo agua azucarada o tener la oportunidad de cambiar el mundo?». John Sculley aceptó finalmente y se convirtió en el tercer presidente de Apple.

Segundo éxito Macintosh


Tras el fracaso del Apple III y el Apple Lisa, la compañía se volcó en el pequeño proyecto de Jef Raskin primero y Steve Jobs después: el Macintosh. Tras numerosos retrasos y problemas, especialmente con el software, el cual no estuvo preparado hasta prácticamente el último momento, y tras la emisión de un destacado anuncio de televisión durante la celebración del Super Bowl de ese año, comercial dirigido por Ridley Scott y considerada el mejor comercial de televisión de la década de 1980, ​ la computadora fue presentada el 24 de enero de 1984.

Las previsiones de venta iniciales de medio millón de unidades vendidas hasta fin de año parecían que podrían cumplirse durante los primeros meses de 1984, pero poco a poco las ventas se fueron ralentizando, provocando el pánico en Apple.

Entre los muchos motivos que hicieron erosionarse las ventas del Macintosh, se puede destacar el alto precio (2495 USD), la escasa memoria RAM instalada en la computadora (solo 128 KiB), la inclusión de una única unidad de disco, la no inclusión de puertos de expansión y la falta de software, ya que, salvo Apple, solo Microsoft acudió a la cita del Mac con productos de software.

Pero no solo las ventas de Macintosh se reducían, sino también el hasta ahora sustento de la compañía, el Apple II, empezaba a mostrar el desgaste de los años. En Apple se decidió unificar los proyectos de Lisa y Macintosh en uno solo, presentando la computadora Apple Lisa como un Macintosh de gama alta (pese a tener un procesador más lento).

Sin embargo, dicha unificación no hizo más que generar tensiones dentro de la propia Apple, ya que por un lado el grupo encargado del Apple II se veía completamente desplazado pese a que era el único económicamente rentable, y por el otro tanto el grupo de desarrollo del Lisa como del Macintosh tenían filosofías de trabajo muy distintas, así como condiciones salariales y, especialmente, sueldos, pues en algunas ocasiones, se retenían los pagos a los empleados.

La suerte del equipo cambió con la introducción de la primera impresora láser PostScript, la LaserWriter, que se ofrecería a un precio razonable, y que junto con PageMaker y el propio Macintosh crearon el concepto de "Autoedición". El Mac fue particularmente fuerte en este mercado debido a sus capacidades gráficas avanzadas, estas capacidades eran parte de su intuitiva interfaz gráfica de usuario.

Regreso de Steve Jobs


La vuelta de Steve Jobs a la empresa Apple se produjo cuando la empresa se encontraba en declive, así que se decidió a recuperar el control de ésta, se ganó la confianza de la dirección de la compañía en detrimento del entonces director ejecutivo, Gil Amelio, logrando que se lo nombrara director interino el 16 de septiembre de 1997.

Algunas de las primeras medidas de Jobs en su nuevo puesto fueron firmar un acuerdo con Microsoft, por el cual esta empresa invertiría dinero en Apple a cambio de un 4% de sus acciones, aunque este porcentaje no le diera el derecho a voto en las decisiones de la junta directiva de la empresa; el suministro del software de ofimática Office para los computadores Macintosh y el fin de las disputas por la interfaz gráfica. La noticia de esta medida no fue bien recibida.

De similar aceptación resultaron la cancelación del programa de licencias de Mac OS a otros fabricantes de hardware, como Power Computing, empresa que sería finalmente adquirida por Apple, lo que impidió la popularización de esta plataforma informática y el descontinuar del Apple Newton, un dispositivo de características similares a un asistente digital personal.

Estas medidas, sin embargo, permitieron a la compañía centrar sus esfuerzos en mejorar sus productos y probar nuevas líneas de negocio, como la tienda digital de música iTunes Store, los reproductores de audio iPod y los computadores iMac, que resultaron ser un gran éxito.

Enlace hacia productos


Si desea ver nuestra gama de productos Apple le invitamos a hacer clic en el siguiente enlace:

Logo colorido de Apple

¿Te ha gustado el contenido? Pues, ahora te toca a ti querido lector, comparte nuestra publicación, y permite que más personas puedan fascinarse con la historia de Apple. Suscríbete a nuestra web, para que siempre estés al tanto de toda nuestra información.